La partera y la maison de naissance

call the midwife book jennifer worth

 

Alguna vez cuando era niña (¿tendría 7, 8, 9 años?) escuché una conversación que tenía porque escuchar, sí de esas conversaciones de adultos que una escucha detrás las puertas y sale corriendo cuando escucha los pasos acercándose…  Eran mi mamá y sus amigas hablando de sus experiencias de parto.

En esa conversación me enteré por donde salían los niños, algo que me pareció imposible y luego con mi prima nos fuimos a comprobar en las enciclopedias, pero también recuerdo las historias de mi mamá peleando con la enfermera porque no le creía que ya estaba en trabajo de parto, con los médicos explicándoles que ella podía contribuir al avance de la ciencia en el hospital universitario, pero con uno o máximo dos estudiantes y no toda la clase haciéndole tacto! o mi madrina contando como le sorpredió cuando le hicieron la episotomía, pues el médico no le avisó y ella sólo se enteró cuando le hicieron el corte.

Pues… traumática la cosa para una niña no? y que decir para una que se entera que está embarazada, que quiere tener ese bebé, que ya a los treinta y tantos entiende muy bien por donde salen los bebés y cómo… fué cuando me puse a investigar si existían otras posibilidades, pues eso de estar peleando con médicos y enfermeras en una situación de por si tensa, no me interesa para nada.  Sin embargo recordé que cuando estaba estudiando el master en Suiza (sí una es mas preparada que un pollo), una amiga peruana estuvo embarazada y me explicó que ella podía escoger entre partera o médico, si quería parir en la casa, o en el hospital. Entonces me dije a mí misma, pues ya que vivo en un país de estos norteños, será investigar si aquí también existe esa posiblilidad… y la encontré!

Desde el inicio del embarazo hago el seguimiento con una partera y tengo la suerte que en el pueblo donde vivo hay una Maison de Naissance (casa de nacimientos), ya que mi apartamento es pequeño y realmente no me imagino pariendo aquí. El servicio nos ha gustado mucho, el marido ha entrado a todas las citas conmigo, participa y se implica en el asunto, en los cursos prenatales le han enseñado a hacerme masajes, la partera me tranquiliza en mis dudas de embarazada primeriza, la Casa de nacimientos (maison de naissance) es tan bonita que hasta dan ganas de parir! y en el momento del parto avisan al hospital por si hay alguna emergencia en cinco minutos estoy en el hospital, en compañía de mi partera.

He hecho el seguimiento con una, la cita pasada conocí la otra por si mi partera de siempre no está disponible y hay una tercera por si las dos están ocupadas.

Aquí les dejo una foto de las habitaciones, son tan bonitas!

maison de naissance

Advertisements

4 thoughts on “La partera y la maison de naissance

  1. Siii en realidad se la pintan a una muy tenaz… en mi primer embarazo habia comprometido a mi amiga Monica a atenderme el parto, tenia miedo de los dolores y ella llego con un poco de trapos limpios y planchados…. lo mejor fue el baño con aguita caliente, el masaje y el caldito de pollo que preparó el marido. No tuve dolores y me toco por cesarea😋

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s