2

The Honest Company is not too Honest

echeverry   Hace algunos meses en algunos de los grupos de mamás de facebook a los que pertenezco, pubicaron que si me inscribía en esta página: https://www.honest.com/  recibiría  una muestra gratis de sus productos, como pañales y cosas para bebé.   En medio del corre-corre cotidiano me inscribí y cuando me llegó una caja pequeña con algunas cosas me pareció de lo mas normal y dije gracias! y continué mi vida.

 

Pero… la cosa no terminaba ahí. En este momento que me encuentro realmente embarazada, sintiendo todas las hormonas acumuladas en estos meses corriendo por mi cabeza, mis piernas, mis brazos… etc. Un día llego a mi casa y hay un aviso de ir a recoger un paquete de esta empresa… mmm que raro bueno, voy y era una caja gigante! que raro, la abro, y muuuchos pañales, ahora tengo demasiados y otras cosas que no me gustan pero bueno.

 

Cuando publico en Facebook la noticia, otra miembro del grupo me dice… : oye tu no cancelaste la suscripción?  y yo: que suscripción? Entonces, es cuando se me ocurre mirar mi tarjeta de crédito y oh sorpresa tenía dinero descontado…. luego entro a la página de esta empresa, intento cancelar “mi membresía” y no encuentro donde realizarlo hay como aumentar los pedidos obviamente pero no como irse…

 

Gracias a Mr. Google encuentro otra víctima: http://www.savvyshoppercentral.com/the-honest-company-honestly-a-ripoff/ y bueno hoy llamé, cancelé la suscripción, me dijeron que me llegaría un e-mail confirmando… y luego de recorrer mi “spam”… por fin lo encontré así como los correos en donde me felicitaban por las compras que yo no había querido hacer… Bueno, lección aprendida, no dar los datos de mi tarjet de crédito si no compro realmente algo. Creo que ha sido mi bienvenida al capitalismo gringo, en mi país nunca tuve tarjeta de crédito.

Advertisements